Como hemos ido platicando en el último mes, la obesidad es un tema importante para preservar la salud de perros y gatos ya que tiene consecuencias y efectos nocivos que pueden ocasionar incluso nuevas enfermedades; las encuestas sugieren que entre el 25% y 30% de los perros y los gatos que llegan a las clínicas veterinarias tienen sobrepeso.

Para hacer una evaluación del estado corporal de un perro o gato no basta con conocer su peso corporal, ya que además de que puede variar por diferentes motivos tantos técnicos como biológicos (no es lo mismo pesar a un gato en la mañana que en la tarde), su conocimiento es muy limitado y no debe utilizarse de forma aislada.

Sin embargo existen diversos métodos más precisos para entender las causas y los efectos de la obesidad y sobre todo, para conocer el efecto de la composición de los nutrientes sobre la composición corporal. A continuación enlistaremos los más comunes:

  • Puntuación del estado corporal (PEC). Es una evaluación rápida y subjetiva del estado corporal general de un animal; es un sistema de puntuación que en pequeños animales es de 5 puntos mientras que en los grandes es de 9.
  • Medidas morfométricas. Este método toma en cuenta la talla y los perímetros del abdomen, cadera, muslo y brazo; en los gatos éstas se utilizan para determinar el Índice de masa corporal felino (FMBT), determinado con la medida del perímetro de la caja torácica y la medida del índice de la pata (MIP) en la siguiente ecuación: 1,5 x (caja torácica – MIP) / 9. En los perros, el índice de masa corporal se mide con el perímetro pélvico, la distancia entre el corvejón y la babilla. Otro método para determinar la cpa de grasa subcutánea es la ecografía.
  • Técnicas dilucionales. Son métodos que se basan en el volumen de un líquido biológico, como el ACT (Agua corporal total) y el LEC (Líquido extracelular), ambos son muy precios pero su incoveniente tiene que ver con el factor de hidratación que varía entre la edad, el sexo y la especie.
  • Análisis de impedancia bioeléctrica (AIB). Éste método eléctrico mide la composición corporal cuantificando el agua corporal total, el agua extracelular, el agua intracelular, la masa celular corporal, la masa libre de grasa y la masa de grasa. Este sistema proporciona una información instantánea de la que nunca antes se ha dispuesto.
  • Absorciometría por rayos X de doble nivel de energía (DEXA). La DEXA calcula la densidad mineral ósea (DMO), el contenido mineral óseo (CMO), la masa de grasa y la masa corporal magra. Es rápida, de 10 a 30 minutos, segura y rápida para una exploración corporal completa.

En cualquiera de los métodos que elijamos, debemos asegurarnos de que éstos sean precisos, seguros, baratos, rápidos, fiables, reproducibles y fáciles de manejar.

Recuerda que en Royal Canin contamos con productos específicos para las necesidades de perros y gatos para contribuir a la pérdida de peso y el mantenimiento de la condición corporal ideal.